En sintonía con las tendencias americanas, la filial Saprar de la Régie Renault creó un abundante catálogo de accesorios destinados a embellecer los Renault 4 CV. Presentamos uno de los escasos supervivientes, restaurado por un aficionado español.

En el Salón de París de 1948 la gama de berlinas 4 CV se ampliaba para estar formada por las versiones Normal y Luxe. Saprar mostraba en ese mismo certamen un Renault 4 CV especialmente llamativo, que en aquella edición se convirtió en la estrella del stand de la firma del rombo. Dicha compañía, cuyas iniciales corresponden a la Société Anonyme, Pièces, Réparation et Accessoires Renault, expuso un ejemplar creado a partir de la versión Luxe, aunque dotado de una carrocería abierta y provisto de un techo de lona impermeable.

Para este ejemplar, terminado en diciembre de 1949, su primer destino fue la ciudad argelina de Constantina.

Al abrir las puertas delanteras suicidas, el interior da la impresión de ser más amplio, debido a los tonos marfil y crema del interior de las puertas y a los vivos colores verde y marfil del símil-cuero que tapiza los asientos y guarnece los pasos de rueda y las vestiduras de las puertas.

En el salpicadero pintado en color marfil resalta en el centro la instrumentación en forma de herradura, que sólo incluye un velocímetro graduado hasta 120 km/h, el nivel de gasolina en el depósito y los testigos de baja carga de la batería, presión de aceite y exceso de temperatura del líquido refrigerante. A su derecha, esa especie de hongo gris es el cenicero y más a su derecha reluce la carcasa cromada de la radio Philips, todo un lujo en la época.

Desde los primeros metros se nota que el 4 CV es ligero, lo que ayuda a que el volante tenga un manejo suave, y el motor dispone de una notable elasticidad que compensa su reducida potencia de 17 CV a 3.500 rpm.

De todas maneras, el mayor estímulo que distingue a este modelo tan singular se centra en su techo de lona. Cuando se procede a plegarlo deja a la vista el travesaño de madera barnizada y una terminación a la altura de descapotables bastante más lujosos.

Motor Clásico, editada por Motorpress-Ibérica desde 1986, es la revista decana centrada en el automovilismo histórico y de colección y de mayor venta del mercado español.

Este reportaje completo puede encontrarse en el número 355. Y otros sobre el mismo modelo en los números 16, 92, 144, 174, 183, 229, 285, 298, 341 y 359.

Puedes solicitar tu ejemplar a través de la web: www.motorpress.suscripcionesrevistas.es/coches/motor-clasico o descargándote la App: Motorpress Ibérica Store (Apple y Android)

Malcare WordPress Security